Un hombre de 29 años, identificado como Orlando Valenzuela, murió ayer a la siesta tras recibir una descarga eléctrica mientras instalaba un alambrado perimetral en la zona rural de Gobernador Martínez, en el Paraje Crucesita. Una parte del alambre estaba enrollado en un poste de luz lo cual aparentemente ocasionó la descarga eléctrica que produjo el deceso de Valenzuela. La autopsia arrojó que el sujeto falleció por un paro cardiorrespiratorio por electrocución.

Con este caso, ya son 13 las víctimas fatales por electrocución en el año (5 en Capital y 8 en el interior.