El diputado nacional Héctor Olivares y su amigo, el funcionario Miguel Yadon, fueron atacados a tiros a metros del Congreso de la Nación. Olivares fue trasladado de urgencia con heridas graves y Yadon murió en el acto.

El atentado generó una fuerte conmoción en todo el arco político. El presidente Mauricio Macri, la ex jefa de Estado Cristina Kirchner y referentes de distintos espacios se solidarizaron con las familias de las víctimas.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, difundió este mediodía las primeras imágenes de las cámaras de seguridad del ataque. En los registros a los que accedió Infobae se observa que los sicarios se encontraban dentro de un auto gris -un VW Vento-, que estaba estacionado en Rivadavia al 1600, junto a la Plaza del Congreso, detrás de un micro.

Los atacantes efectúan los disparos desde el interior del Vento cuando observan que Olivares y Yadon vienen caminando por la vereda, sentido al Congreso de la Nación. Los allegados a las víctimas informaron que los amigos solían repetir la misma caminata todas las mañana, de ahí que se sospecha que los estaban esperando para dispararles.

Segundos después de los primeros disparos, un hombre que estaba en el asiento del conductor se bajó del rodado y analizó la situación. Se lo ve intercambiar unas palabras con Olivares, que estaba tendido en el suelo a pocos metros, solicitando ayuda. Yadon ya no reaccionaba. Más tarde, otro hombre vestido de negro desciende del auto también desde la puerta del conductor y deja la escena del crimen caminando.

Por la sucesión de hechos, los investigadores creen que el blanco era Yadon, no Olivares. Es que de haber querido, los atacantes podrían haber asesinado al diputado nacional y no lo hicieron.